La constituyente y Holodomor interesante leanlo.

Loading...
***> REGALANOS UN ME GUSTA Y GANALE A LA DICTADURA<***

“El gobierno (…) firmemente niega la hambruna (…). Esta fue la base para rechazar la [oferta] de organizaciones europeas para traer ayuda humanitaria. La difusión de la información sobre la hambruna fue calificada de calumnias. (…) Todo fue negado; la evidencia material fue descrita como un complot de la burguesía contra el estado proletario”.

No. No es Venezuela en el 2017. He suprimido los lugares donde se hace referencia a Ucrania, y es alrededor de 1933. El autor del extracto es el general polaco-ucraniano Wsiewolod Zmijenko. El evento es un genocidio poco discutido por estos lados llamado Holodomor (en ucraniano “matar de hambre”), en el cual el proceso sovietizador mató a entre 1,5 y 10 millones de personas en Ucrania, antes de que arrancara la Segunda Guerra Mundial.

En el libro Tierras de Sangre, el autor Timothy J. Snyder revisa las bajas civiles producidas por esta guerra, consiguiendo que la mayoría se debió al hambre: 3.3 millones de Ucranianos murieron en el Holodomor de Stalin y 4.2 millones de rusos murieron en el Plan Hambre ordenado por Hitler. Esto contrasta una visión naif que supone que la mayoría de las bajas en esta guerra fueron judíos exterminados en los terribles campos de concentración. Según Snyder, eso tampoco es cierto para el caso de los judíos: la mayoría fueron asesinados en fusilamientos masivos.

Pero volviendo al Holodomor, no hay dudas sobre las muertes y su causa directa, el hambre. Tampoco hay discusión sobre que fue producto de la intervención soviética. La diatriba subsiste en lo tocante a si se trató de un proceso deliberado, o fue una consecuencia no buscada de políticas erradas, como la colectivización de los cultivos y la requisa de las cosechas. Como señala la cita con la cual arrancamos, durante el Holodomor el gobierno soviético culpó a los campesinos de la hambruna, acusándolos de sabotear la colectivización y de destruir las cosechas para no entregarlas al Estado. Aunque el hambre fue especialmente grave en Ucrania, toda la Unión Soviética la sufrió.

Si puede ser calificado o no de “genocidio” es una polémica muy relevante para los ucranianos y los rusos, pues tiene implicaciones tanto para la reconstrucción histórica de su identidad como nación, como para el establecimiento de culpas y posibles actos jurídicos restitutivos. La discusión sigue abierta, más de ochenta años después. Por ejemplo, a pedido de Víktor Yanukóvich (presidente ucraniano pro-ruso), en 2010 la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) revocó el uso del término “genocidio” para este evento. En un giro posterior, en 2011 Ucrania y otros 22 países acordaron considerarlo efectivamente como un “genocidio”.

Haya sido deliberado o no, en el Holodomor el hambre se usó como un mecanismo para doblegar a la población y llevarla a cierto nivel de cooperación forzada. Venezuela no está en Holodomor (no aún, esperemos que nunca), pero en el uso instrumental del hambre no vemos diferencias. En días recientes, Vielma Mora ha declarado que negarán el DICOM a quienes no voten en las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente. También se ha anunciado que hay que mostrar el Carnet de la Patria para votar en la ANC, sugiriendo así que el voto quedará vinculado a la recepción de beneficios que van desde las cajas CLAP hasta la adjudicación de apartamentos. En una estrategia que también recuerda la época soviética, Héctor Rodríguez denunció que en las guarimbas se han quemado cuatro millones de cajas CLAP, responsabilizando así a los protestantes por el hambre que los llevó a protestar. (Héctor: fue bajo y estúpido).

Supongo que Venezuela también se asemejará a Ucrania en cierto sentido: jamás sabremos con certeza si esta desgracia fue buscada deliberadamente, o este nefasto grupo de podar sólo intentó beneficiarse hasta el último momento de los gazapos que ha cometido. Usted puede decidir la explicación que prefiera.

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *